Seleccionar página

Las puertas de metal, son las más utilizadas en los hogares, esto se debe a que presentan el material más económico, razón por la cual son las más fáciles de adquirir, en cuestión de precio. Más
Además, estas puertas gozan del material más resistente, por lo que se hacen las favoritas de la mayoría de las personas.
Son además livianas, resultan muy propicias, para aquellos hogares donde hay adultos mayores o bien niños, ya que su peso, permite a estos poder abrirlas con mucha facilidad.
Estas puertas son muy resistentes a los embates del tiempo, haciéndose muy adecuadas para las entradas de las casas, en especial aquellas casas ubicadas en urbanizaciones.
Sin embargo, las puertas de metal suelen presentar, problemas en sus bisagras, dado su uso continuo; pero ante esta situación no te alarmes, presta atención a una serie de pasos que hoy te presentamos para que arregles tus bisagras con facilidad:
Lo primero que debes considerar, es que para arreglar mejor las bisagras, debes desmontar la puerta, logrando así, poder limpiarlas con mayor facilidad.
Trata de desmontar la puerta con mucha calma de modo tal que las bisagras no vayas a estropearlas.
Para esto ayúdate de otra persona, que te sostenga la puerta mientras retiras los tornillos de la misma.
Para la limpieza de las bisagras considera utilizar un paño seco, tratándose de metal, recurre a removedores de óxido, para retirar de las bisagras cualquier depósito o suciedad.
Una vez que ya las hayas aseado correctamente, aplícales un poco de lubricante, y en el caso de que no tengas lubricante entonces aplícale con la ayuda de un algodón unas gotas de aceite de bebe en pequeñas cantidades.
Esto facilita el abrir y cerrar de la puerta.
Ajusta bien todos los tornillos de las bisagras nuevamente y después de eso coloca la puerta.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE Y LLAME